Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

El acceso a Internet es por hoy un tema importante en la agenda de las políticas públicas de comunicaciones en la mayoría de países a nivel mundial. En los últimos cinco años diversos países han venido elaboración e implementando planes nacionales de conectividad, que tienen como objetivo promover, a través de una serie de medidas y acciones, la cobertura y el uso de los diversos servicios de telecomunicaciones dentro de los cuales destaca el Internet, principalmente el acceso a banda ancha, que en la última década ha venido creciendo exponencialmente a nivel mundial, convirtiéndose junto a la telefonía móvil en los motores de la expansión de las telecomunicaciones.

Es tan impresionante el despegue del Internet que a diciembre del año 2011, existen 2 267 millones de usuarios a nivel mundial, que representan alrededor del 33% de la población mundial, teniendo un crecimiento de 528% desde al año 2000. En términos continentales, en Europa y Norteamérica, los usuarios de Internet representan el 61% y el 79% de su población, respectivamente, mientras para América Latina existen 236 millones de usuarios de internet que representa un 40% de su población. [1]

Elaboración: Argonauta TIC
Fuente: Unión Internacional de Telecomunicaciones- ITU (por sus siglas en inglés)

Esto es una muestra que el mundo esta inmerso en un proceso de profunda transformación hacia lo que se viene conociendo como La Sociedad Gobal de la Información (SGI). Estas transformaciones están impulsadas y sostenidas en las nuevas tecnologías para crear, procesar, transmitir y difundir la información, y su producto final: el conocimiento. En la SGI las relaciones interpersonales y organizacionales basadas en la comunicación y el intercambio de información se digitalizan mediante la utilización profusa de los sistemas tecnológicos de información y comunicaciones.

Las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) son el conjunto de sistemas tecnológicos integrados e interconectados en una red mundial, mediante los cuales se recibe, transforma y transmite la información. Es claro que Internet es el pilar sobre el cual se soportan y fortalecen las TIC.

La mayor o menor capacidad para acceder y aprovechar las TIC por parte de los individuos, organizaciones o Estados constituyen la denominada “Brecha digital”. En la práctica, son elementos de exclusión y son potenciales factores para ampliar las diferencias económicas, comerciales y sociales que separan a los países y regiones, a los individuos y organizaciones dentro de los países.

En general la existencia de la Brecha digital es causa de un acceso insuficente a las TIC, y particulamente una conectividad reducida a internet. En América Latina a diciembre de 2011, Argentina es el país que tiene el mayor porcentaje de conectividad con un 60% de su población con acceso a internet, seguida de Chile y Colombia con 55% y 50%, respectivamente. En el caso de Perú, la conectividad sólo alcanza al 31% de la población, mostrando marcadas diferencias con los países mencionados, pero estás diferencias se acrecientan si tomamos en cuenta a países como Corea del Sur o Japón, que tienen 81% y 78%, respectivamente.

El acceso insuficiente a las TIC ha traído consigo la aparición de modelos de negocios como los centros privados de acceso a Internet (centros o cabinas públicas) y la elaboración e implementación de políticas orientadas a mejorar la conectividad y acceso a Internet, principalmente a través de la banda ancha.

En el Perú, la conectividad y acceso a Internet ha sido extendida en un inicio a través de la red de cabinas públicas, que es actualmente el medio por el cual la mayoría de la población peruana accede a Internet, que han aparecido a partir de la iniciativa privada y tienen presencia a nivel nacional. En años recientes la banda ancha (accesos ADSL principalmente) es el medio de conexión a Internet de mayor crecimiento, pero que aún no se ha masificado en la mayoría de los hogares, teniendo una penetración de tan solo el 18% del total de hogares a finales de 2011, según el Instituto Nacional de Estadística e Información de Perú (INEI).

Si bien en el Perú se viene ampliando el número de usuarios de Internet y el número de suscriptores (abonados que pagan un monto por tener el servicio de Internet directo en sus hogares), es evidente, que aún es insuficiente para materializar las potencialidades y el desarrollo del Internet. Esto se debe a tres factores:

La existencia de las cabinas de Internet es el resultado del déficit de TIC en el país, con una baja penetración de computadoras en los hogares y altos precios del servicio de Internet residencial o puesto en casa. Si bien la mayoría de usuarios de Internet en el Perú accede por esta vía, no es la más adecuada para capitalizar todo el desarrollo de Internet y por ende de las TIC.

Un segundo factor tiene que ver con la expansión de la banda ancha. A pesar de la presencia de mayores empresas brindando el servicio de Internet de banda ancha y el aumento de proyectos públicos orientados a las zonas más remotas y pobres del país, las tarifas actualmente, según un informe de Cisco, son un 35% más caras que las existentes en Chile, casi un 40% más que las cobradas en Colombia y tres veces más caras que las existentes en Argentina. Adicionalmente, gran parte de las conexiones de banda ancha, algo más del 40%, tienen velocidades inferiores o iguales a 1 Mb, con lo cual se hace necesario mejorar las redes existentes para brindar un servicio acorde con las nuevas exigencias.

El tercer factor, tiene que ver con el despliegue de la infraestructura, la conectividad y acceso comprenden la disponibilidad, confiabilidad y costos operativos de la infraestructura de información y comunicación. En el Perú, con su geografía peculiar y los efectos del centralismo (económico/político) han ocasionado que la mayor parte de los esfuerzos y avances respecto de las TIC se encuentren concentrados en la capital y algunas ciudades principales.

Dentro del Perú la infraestructura de redes de fibra óptica a nivel nacional está concentrada en la zona costera y tiene algunas ramificaciones que la conectan con la zona de la sierra, siendo completada con una red de microondas y conexiones satelitales puntuales en la zona de la selva. Por el contrario, la conexión al Perú con la red internacional de Internet es bien robusta como consecuencia de la presencia de cables submarinos y redes terrestres de fibra óptica. Es evidente la heterogeneidad y déficit de infraestructura dentro del Perú que viene limitando un completo desarrollo de Internet.

Dos casos que marcan la tendencia de cómo se debe aprovechar el desarrollo del Internet son Japón y Corea, países que han implementado una serie de políticas de estado y son los de mayor penetración de banda ancha, con velocidades de conexión que parecen astronómicas y lo mejor a precios asequibles.

Japón y Corea han partido de una firme voluntad política e institucional de ser los líderes tecnológicos del mundo. A partir de ahí, han diseñado planes que, adecuándose a las características sociológicas del país, han permitido la expansión de infraestructuras apropiadas y difusión de más contenidos digitales, que además, han tenido una gran acogida entre la población.

El divulgar estos hechos tiene el propósito de construir, de ver nuestras debilidades y carencias como oportunidades para mejorar y hacer las cosas de una mejor manera. Perú viene creciendo económicamente, es el momento de comenzar a educar bien, crear empleo e instituciones sostenibles, innovar industrias , producir conocimiento, en conclusión, es momento para comenzar a ser una mejor sociedad en todos los sentidos.


[1] Fuente: ITU, Internet World Stats, Miniwatts Marketing Group.

Anuncios